CARTA NATAL

La carta natal es el mapa del cielo el día de nuestro nacimiento, es decir la configuración y distribución de los planetas, la luna y el sol en el cielo justo en ese momento.

 

Por eso necesitamos la fecha hora y lugar para confeccionarla. 

¿Para que sirve hacerse la carta natal?

 

A nivel personal, la carta natal sirve para conocerse y para conocer a los demás.

Es la configuración astral con la que llegamos al mundo, que marcará nuestra personalidad, potencialidades y talentos innatos que nos acompañarán a lo largo de nuestra vida.

Con la lectura de la carta natal se descubren características del individuo que de otra forma permanecerían ocultas, dándole la oportunidad a la persona de potenciar cualidades propias que desconocía o de comprender ciertas conductas y situaciones que se repiten o no es capaz de controlar, permitiéndole crear estrategias para evolucionar de forma acorde a su naturaleza innata.

La interpretación de la carta astral nos ayuda, pues, a nivel personal, como herramienta de autoconocimiento y evolución. 

¿Es determinista? 

¡Yo no quiero que me digan lo que me va a pasar!

Existen varias corrientes astrológicas, unas más deterministas y otras menos, y hay que entender que los astrólogos, cada uno en su especialidad, tienen su propio enfoque y metodología. 

 Yo personalmente tengo una formación humanista con orientación en psicología Junguiana, esto quiere decir que sigo una línea no predictiva, busco orientar hacia el crecimiento personal y autoconocimiento para que la persona por si misma realice su camino de aprendizaje y bienestar.

La vocación de la astrología psicológica es profundizar en la comprensión de la psique humana y mediante las herramientas sugeridas por la carta natal, alcanzar una mayor conciencia y equilibrio interior.

  La carta astral refleja “lo que somos potencialmente” y la astrología psicológica es un efectivo camino para ayudarnos a ser "lo que podemos llegar a ser...”.

¿En que consiste la consulta astrológica?

La carta natal es el mapa -digámoslo así- para iniciar una exploración compartida entre astrólogo y consultante. ¨El mapa no es el territorio ¨Si estamos de acuerdo con esta afirmación, sería deseable que el consultante participe exponiendo sus inquietudes, sus dudas, o explicándonos aquello que desee. 

Renunciar a "hacer de adivina” puede restar poder al astrólogo preocupado por su ego, sin embargo, no cabe duda que el consultante saldrá beneficiado si adoptamos una actitud de disponibilidad en la que no pretendemos impresionarle con brillantes conclusiones.

Una consulta astrológica será rica y provechosa si el astrólogo tiene la suficiente empatía y habilidad   para involucrar al consultante en la comprensión de sí mismo y motivar la búsqueda de aquellas estrategias que podría intentar para resolver sus conflictos y alcanzar una mayor felicidad en la vida. 

Lo ideal es disponer de un espacio propio donde podamos realizar nuestro trabajo de asesoramiento astrológico sin interferencias. Durante el tiempo que dure la lectura deberíamos desconectar nuestros teléfonos.

La consulta hoy en día también se ofrece online por Skype o Zoom donde se intenta a través de un dialogo fluido y vernos las caras a través de la cámara sostener una entrevista con la misma calidad humana y profesionalismo.

 

La misma se graba y se envía junto con la carta por mail.

¨Para comprender una obra maestra, inclinaos primeramente ante ella y esperad reteniendo el aliento que ella os hable”.

 

Kakuzo Okakura

Si entiendo a ese ser que viene a verme como una obra maestra, sin duda buscare por todos los medios escucharle. Una escucha global con todos mis sentidos que me permita captar su vibración, comprender sus anhelos y recibir aquello que subyace en sus preguntas, miradas o gestos. La persona que mas sabe sobre si misma es la que tenemos frente a nosotros.

CARTA NATAL   $25 USD

© 2020 Maria Pia Lombardi 

Web Design By:

MWDorange.png
FB.png
INSTAGRAM.png
LINKEDIN.png